El despertar de la Diosa

En este camino de evolución espiritual, del miedo al amor, vamos perdiendo muchas cosas.

Perdemos miedos, si y eso es maravilloso, pero a veces perdemos cosas a las que les dábamos valor, perdemos cosas importantes para nosotras, cosas o situaciones con las que nos identificábamos y en algún momento de pronto ya no tienes a qué agarrarte, ya no tienes con que identificarte y no sabes quién eres.

 

Es curiosa esta sensación, la recuerdo perfectamente, te sientes perdida e incomprendida, lo cierto es que no te entiendes ni reconoces tu misma.Ese es el momento de continuar el camino.

 

Llevamos toda la vida jugando a ser algo que no somos, a ser pequeñas, incapaces, a adaptarnos al entorno, a sobrevivir. El camino del miedo al amor consiste en SOLTAR, en ir  soltando todo lo que no eres.

 

Ese trabajo que no te hace feliz, que no te permite realizarte y brillar, esa pareja con la que ya no estás creciendo, ese grupo de amigos que empieza a mirarte como si fueras de otro planeta…

 

Pero lo más duro de soltar no es lo de fuera amigas, lo más duro de soltarlo esta dentro: hábitos alimenticios que sabemos que no nos benefician, patrones en nuestras relaciones que se repiten una y otra vez, miedos que siempre nos devuelven al mismo lugar.

 

Mujeres del mundo: soltad. No tengáis miedo este es el momento, este es el lugar.

Confiad en vuestra Diosa interna.

 

Ella saldrá solamente si se lo permites, solamente si aligeras carga. Cuando ya no trabajes en un puesto de trabajo que no te merece, cuando sepas cuál es tu  valor en dinero por hora, cuando no aceptes amigos que te envidien o critiquen, cuando ya no toleres parejas que te engañen. Eso es el despertar de la Diosa, vivir ligera de peso, vivir llena de amor por tí y por los que te rodea, vivir cada vez con menos miedo.

 

Y después, solo después de todo esto, podrás ver la magia del cielo en la tierra.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *